viernes, 20 de noviembre de 2015

Me siento en una montaña rusa

Hola, ¿qué tal?

Como estáis, yo bien aunque esta semana a sido como una montaña rusa.
Os cuento por que.

No se si a vosotr@s os pasa, pero a mi cada vez que decido ponerme a "dieta" es cuando más hambre tengo, cuando más se me antojan todas las cosas que engordan.

Y cuando mi cerebro está en su mejor momento, porque se me ocurren tantas excusas para no llevar a cabo mi objetivo (bajar de peso, estar más saludable y empezar a practicar deporte). Un día tengo que apuntarlas.


Me siento como en una montaña rusa, porque quiero cumplir mi objetivo pero a mi misma me boicoteo, por lo que me siento mal y volvemos a empezar.

Pero he descubierto los:...............
Sustitutos:

Pues si he descubierto los sustitutos saludables, no vayáis a pensar cosas raras, no os hablo de la película ni de los dibujos.

Pero en este caso os hablo de los sustitutos saludables.

Por ejemplo que me apetece un chocolate pues me preparo uno con:

Y listo, y si lo quiero espeso, un chocolate a la taza , pues echo en la leche vegetal un par de minutos unas cucharadas de Chia  o de semillas de lino, hasta que ha espesado la leche le añado el cacao y el azúcar y ya tengo un chocolate a la taza o en frío unas natillas de chocolate.

Que me apetece chorizo (yo es que después del dulce siempre necesito salado, me pasa desde pequeña), pues hay unos chorizos veganos impresionantes o chorizo de cerdo pero que sea lo más natural posible, claro esta que no me tomo un bocadillo, pero por qué no cenar un par de lonchas con unas tostadas de pan de centeno, de semillas, o de cebada, o del pan que más nos guste, pero no el que se vende en los supermercados (eso no es pan)

No tengo porque estar pasando un mal rato, ni provocarme ansiedad por un determinado alimento siempre hay posibilidades de sustituirlo por algo más saludable.

Y sobre todo muchas veces los antojos son por dos grandes motivos:

  1. Tenemos  sed y la confundimos con hambre
  2. Nuestra emociones. Nos han enseñado desde pequeños que si nos portamos bien nos dan una Chuche (algo dulce), si estamos tristes (chuches), por lo que en nuestro cerebro tenemos ese recuerdo así que cuando nos sentimos mal, estamos tristes no apetece comer dulce. Y si hacemos las cosas bien, nos damos un premio ¿qué suele ser?      dulce 
Tenemos que identificar cual es el motivo del antojo, de la excusa para comer algo no saludable y una vez que sabemos cual de los dos motivos decidir que hacer.





Encontré hace poco esta imagen y yo la llevo a rajatabla y ¿sabéis que me ha pasado?

                Que me he bajado de la montaña rusa.


Espero que mi diario os sirva o por lo menos os saque una sonrisa.

Un saludo enorme



 Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios:

Publicar un comentario