jueves, 29 de octubre de 2015

Diario de una Curvy:

Hola,
Hace algún tiempo que estaba dándole vueltas a la idea de escribir un diario sobre mi y sobre la experiencia de cómo cambia nuestro cuerpo.

El diario surge porque quiero compartir con vosotr@s mis cambios de hábitos, mis cambios en la dieta y como es el día a día de alguien que quiere cambiar, que quiere salir de su zona de confort.
Habrá días muy buenos y días malos, pero quiero compartirlo con tod@s mi experiencia y si os animáis ha hacer un cambio saber que no estáis solo@s, aquí estaré.

 

Lo que más me estaba costando no era el tema sino el título de dicho diario.
Estuve barajando los siguientes títulos:
  • Diario de una gorda  o gordita.
  • Diario de un aumento de peso sin límite.
  • Diario de mis excusas para no verme tal y como soy.
  • Diario de un sobrepeso.
  • Diario de: tengo huesos anchos, todo me engorda y de los creadores de retengo mucho.

Después de darle muchas vueltas, ya me diréis que os parece, me quede con el título de “Diario de una curvy”

¿El por qué de este título?:
Me parece muy graciosa la palabra curvy y su significado.
Definición de curvy: curvilíneo, contorneado

Esta muy de “moda” y  se ve  mucho en internet, revistas y televisión, para definir las mujeres con curvas y de tallas grandes.

Como os decía, curvy me sonaba mejor y además me hace gracia la reivindicación de mujer con curvas, así deberíamos ser todas  o mejor dicho deberíamos dejar a nuestro cuerpo con su estructura normal. Es decir, si se tiene curvas pues disfrutarlas y si no se tienen también.
¿Por qué hay que intentar tener un cuerpo que no tenemos por genética?
Nuestra estructura es nuestra, tanto en hombres como en mujeres. No es sólo cosa de mujeres hoy en día, los hombres también se cuidan y a veces más que nosotras.

Mi cuerpo ha cambiado muchísimo.
Para que os hagáis una idea de los cambios.
Yo mido 1.73 cm y normalmente mi peso era entre 63-70 kg. Siempre he estado en ese margen de peso.
La única vez que pese menos, llegue a pesar 55 kg fue después de una gastroenteritis que me tuvo un par de días hospitalizada y casi un mes sin poder comer casi de nada, sólo sueros.
A parte de esa vez, como os he dicho mi peso normal es entre 63 y70 kg.
 Soy una persona con una constitución de espalda ancha y con bastante culo.
Me gusta pensar que Jenylo se fijo en el mío para hacerse el suyo.
(Siempre hay que tener humor  en esta vida.)

Yo ahora:
  • Pues ahora mismo peso 93 kg con 300 gramos.
  • Tengo un hijo, con lo que os podéis imaginar que la estructura de mis caderas ha variado bastante.

La verdad es que no me siento muy cómoda con ese peso.
Me veo gorda más que curvy, me siento muy cansada y está repercutiendo en mi salud.
Tengo las piernas muy cansadas, he visto alguna variz queriendo hacerse notar, me sofoco enseguida, me duele la espalda y hasta podría decir que me duele la piel.
Llevo ya algún tiempo (suena mejor así que decir, que llevo mucho tiempo) sin cuidarme y como siempre (seguro que a más de un@ le suena) cuido más a los demás que ha mi misma, les aconsejo que deben comer, que deben tomar para estar más sanos
Y me he dado cuenta hace muy poco que si yo no me cuido no puedo cuidar a los demás.
Seamos egoístas.


Pues esta es la primera entrada del Diario de una curvy.

Espero que os guste. Comentarme que os parece el título o si os gusta más otro y que os parece.
Un saludo enorme
Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada