lunes, 28 de abril de 2014

Caminar




He descubierto recientemente el placer de andar, de caminar.

Digo que lo he descubierto recientemente porque hasta ahora para mi caminar era un suplicio. Siempre ponía excusas para no caminar, para ir a todas partes en coche. Todo el mundo se metía conmigo porque hasta para ir a la esquina prefería ir en coche.
Pero a parte de que soy un poco vagoneta, también es porque siempre he tenido dolor en las piernas durante la caminata y que se volvía insoportable al pararme. Me tengo despertado por la noche del dolor en las piernas. Es  una sensación extraña, como hormigueo, mucho cansancio, no se muy bien como describirlo.
Los médicos no le han dado nunca importancia, decían y dicen que son cosas mías.
Pero bueno, ya he descartado que sea algo funcional o de otra índole.
Así que he decidido empezar a caminar por todos los beneficios que aporta a la salud además de ser: gratis, de darme la posibilidad de conocer partes de mi ciudad desconocidas para mi y de conocer gente.


Beneficios para la salud. Toma nota:
  1. Caminando mantienes tu peso a raya. Andar a menudo, y mejor si es a paso vivo, ayuda a mantener el peso adecuado. Para que la mejora sea integral, completa esta práctica con una dieta saludable.
  2. Mejoras los niveles de colesterol. Como consecuencia de mantener tu peso, tendrás más oportunidades de que tu colesterol no se dispare.
  3. Proteges tu corazón. Los ejercicios como caminar, ir en bici o nadar (de tipo aeróbico), son los que más convienen al corazón. Sólo con andar 4 horas cada semana, en pequeñas sesiones, se reduce el riesgo de sufrir una dolencia cardiaca. Además, caminar ayuda a recuperarse tras una enfermedad del corazón.
  4. Con 30 minutos al día tu salud ya estará mejorando.
    Refuerzas tu protección frente a los virus,
    y por tanto previenes enfermedades como el resfriado y la gripe. Esto sucede porque el ejercicio aeróbico te ayuda a activar tu sistema inmune.
  5. Mantienes la memoria. Aunque te hayas mantenido sedentario durante mucho tiempo, empezar a andar 40 minutos al día, 3 días a la semana, hará que tu memoria aumente pues este ejercicio incidirá en una zona de tu cerebro directamente relacionada con la capacidad de recordar.
  6. Activas la circulación, y por lo tanto, es una manera de combatir las piernas cansadas.
  7. Combates el estreñimiento, ya que el ejercicio, en general, ayuda a movilizar el intestino. Para quienes buscan actividades suaves, caminar un poco cada día es una buena opción.
  8. Reduces tu riesgo de sufrir diabetes. Eso sí, parece que hay que ponerse las pilas para notar los efectos pues algunos investigadores dicen que es caminando dos horas al día, cinco días a la semana, cuando realmente se reduce la resistencia a la insulina, un indicador de que el riesgo de sufrir diabetes del adulto es menor.
  9. Combates el estrés, pues el ejercicio ayuda a reducir la ansiedad, a dormir bien y a mejorar las reacciones ante el estrés.
  10. Ganas en independencia. A largo plazo, mantenerte activo contribuye a conservar los músculos fuertes y a mantener la movilidad. Incluso favorece a la mente, pues el ejercicio aeróbico ayuda a frenar el deterioro cognitivo que se da con la edad.

La suma de estos beneficios lleva a uno todavía mejor: caminar ayuda a vivir más, por todas sus implicaciones positivas para la salud. Eso sí, anda y si puedes practica también otros tipos de ejercicio y deporte, más intensos, según tus posibilidades y tu edad.

De base, con andar media hora casi todos los días, y si es posible a buen ritmo, ya se notarían los beneficios de esta práctica.

En todas las ciudades podemos encontrar rutas para poder ir a caminar y algo que te aconsejo es conocer sitios nuevos seguro que hay zonas de tu entorno que no conoces. Así que coge un mapa y  busca zonas nuevas.




Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada