martes, 16 de julio de 2013

Cuidados de la piel en verano



Los expertos recuerdan la importancia de tener una buena hidratación en la piel.

Cada año que empieza el buen tiempo es siempre igual. Un montón de gente tomando el sol para ser el más o la más morena. Siempre vemos a gente quemada, con alergias al sol y con distintos problemas en la piel.


Por más que nos avisan en todas partes nosotros ni caso.
 Buen tiempo pues a ponerse al sol a cualquier hora, sin protección, o con protectores solares que muchas veces no nos van bien, aprovechamos los que tenemos del verano pasado.
Y nos vamos con nuestra toalla, nuestro bañador, nuestro "protector solar", algún tipo de lectura (libros, periódicos, revistas, el móvil, la tablet,...)
Y ya estamos listos para pasarnos horas tomando el sol y no nos importa ir a cualquier hora, las del mediodía las mejores, claro esta que para quemarnos y producirnos algún tipo de problema en la piel.

Bien pues el OBSERVATORIO DE HIDRATACIÓN Y SALUD (OHS) acaba de publicar un decálogo para lucir una piel bonita y sana durante el verano.
Los especialistas alertan que hay que extremar el cuidado de la dermis, ya que en esta época se ve sometida a condiciones más extremas como son las las altas temperaturas, la exposición al sol y la sudoración excesiva.

Los expertos explican que si la piel está bien hidratada, está posee mayor elasticidad y está más protegida, por lo que es más resistente frente a cualquier agresión externa. Además una buena hidratación permite también mantener una correcta termorregulación corporal.

Desde la OHS se señala que la hidratación de la piel no se consigue solo a  través de cremas u otros productos tópicos, sino sobre todo hidratándola desde dentro a través de la ingesta de líquidos.
Para tener un buen estado de salud y una piel bien hidratada es necesario consumir como mínimo entre 2 y 2,5 litros diarios.




 Decálogo del OHS para lucir una piel bonita y sana durante el verano:
  1. Toma de 2 a 2,5 litros diarios. Cuando aumenta el calor, la humedad o tu nivel de actividad física puede ser necesario beber más porque se incrementan las pérdidas hídricas.
  2. Bebe de forma continuada a lo largo del todo el día, incluso aunque no tengas sed, ya que esta sensación aparece cuando existe ya cierto grado de deshidratación.
  3. LLeva a mano una botella de tu bebida favorita que te recuerde la necesidad de beber.
  4. Elige entre la gran variedad de bebidas que tienes a tu disposición. Además de agua, las infusiones, refrescos, los zumos, los caldos ayudan a beber lo suficiente e hidratan el organismo.
  5. Las frutas, verduras y hortalizas también contribuyen a la hidratación, ya que tienen un alto contenido en agua.
  6. Evita el alcohol porque deshidrata.
  7. Si haces deporte, debes beber antes, durante y después de practicarlo, ya que se pierde mucho líquido a través del sudor. En estas situaciones, recuerda que las bebidas para deportistas te ayudan a reponer sales minerales y glucosa además de hidratarte.
  8. Hidrata tu piel también desde fuera utilizando productos especializados de uso tópico.
  9. En verano evita tomar el sol entre las 12 del mediodía y las 4 de la tarde, ya que son las horas de mayor intensidad y puede tener efectos nocivos sobre en la piel.
  10. Usa siempre protección solar con filtro UVA y UVB para evitar los daños de la radiación solar y el envejecimiento prematuro de la piel.

Ahora quiero haceros una pregunta:
¿Qué soléis llevar a la playa?
Espero vuestras respuestas.
 

Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios:

Publicar un comentario